trucos para ahorrar en calefacción

El ahorro de la calefacción en tu hogar

Los gastos en calefacción se disparan con la llegada de los meses de más frio, y llegan a alcanzar cotas prohibitivas para algunos usuarios que no se pueden permitir pagar tanto, y acaban optando por apagar la calefacción.

Sin embargo, sí que existen una serie de consejos sencillos para gastar menos en calefacción, que se pueden seguir para optimizar de forma más efectiva este servicio, y así poder disfrutar libremente de él.

Ahorrando en calefacción


Lo primero es determinar a qué temperatura se desea tener el hogar. La temperatura doméstica no debe de ser más alta cuanto más frio haga en la calle, sino que lo ideal es mantenerla constante. Unos 20-21 grados centígrados es una temperatura muy agradable que templará la casa y mantendrá el consumo de calefacción a unos niveles moderados. Para ello es importante tener instalado un pequeño termostato que regule la temperatura del hogar, una inversión no muy elevada pero que a la larga resulta un enorme ahorro.

Además, la calefacción debe de apagarse por las noches, puesto que en esos momentos no es necesario tener la casa templada al completo, e igualmente debe de apagarse cuando se abandona el interior de la casa. En ambos casos puede ser una buena idea dejar el termostato a una temperatura razonable pero no muy elevada, como 18 grados, para asegurarse de que el hogar no se enfría en exceso.

Esos pequeños trucos


al margen de lo anterior, existen pequeños trucos que pueden aumentar la potencia o la sensación de efectividad de sus calefacciones manteniendo el mismo consumo. Purgar los radiadores y mantenerlos con un buen mantenimiento producirá este efecto, así como retirar objetos voluminosos de su frontal, porque éstos taparan la distribución del calor por toda la casa. Siguiendo estos sencillos consejos la factura del radiador se reducirá de forma apreciable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *