mayonesa casera

Receta mayonesa o de Mahonesa casera

Hoy en día vivimos de un modo en que nos hemos desacostumbrado a pensar. Compramos las cosas de forma compulsiva sin pensar que podríamos hacerlas en casa nosotros mismos y obtendríamos así productos más saludables, más sabrosos y más económicos (siempre pensando en la relación calidad/precio, pues si bien se pueden encontrar productos muy baratos, lo más probable sea que la materia prima utilizada para elaborarlos sea de una calidad nefasta).

La mayonesa es uno de esos ejemplos de productos sencillos, que se elaboran en dos minutos exactos y que podemos obtener sin necesidad de ingerir conservantes y otros químicos.

Si pudiéramos analizar esta receta casera con la App de Yuka, estamos seguros de que obtendría una valoración de ¡excelente!

Para obtener una deliciosa mayonesa se necesitan muy pocos ingredientes y sólo tienes que seguir estos pasos:

Ingredientes para la mayonesa:

1 huevo

1 vaso de aceite de girasol

sal

Preparación de la mayonesa casera:

  1. Toma el vaso de la batidora y echa el huevo. Asegúrate de lavar la cáscara del huevo muy bien previamente. También observa que no esté rota por ninguna parte, o en caso de que tenga alguna bacteria la cáscara, puede haberse pasado al interior del huevo.
  2. Agrega una pizca de sal y bate bien con la batidora eléctrica.
  3. Vierte el aceite poco a poco en el vaso, con la batidora lo más recta posible para evitar que la mayonesa se corte.
  4. Sigue batiendo a velocidad media-baja sin mover la batidora haciendo círculos, tampoco la saques, sencillamente tenla fija batiendo sin parar. Cuando la mayonesa haya espesado, si ves que hay zonas donde el aceite no se ha mezclado bien, empújalo hacia el centro de la mezcla lentamente con la misma batidora.
  5. Tan sencillo como esto. Si lo vas a comer inmediatamente perfecto, déjala reposar diez minutos y listo, sino, introdúcelo en un recipiente hermético y en la nevera. Recuerda que no puede estar más de dos días en la nevera, y en este caso, esa norma es de obligado cumplimiento, de no ser es bastante probable que pudiéramos tener una intoxicación severa por salmonella. No hay que alarmarse tampoco, tan sólo basta con tener la precaución de devolver la mayonesa a la nevera tan pronto se haya utilizado

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *