Efectos secundarios de los higos

Efectos secundarios de los higos

¿Has probado alguna vez los higos secos? De seguro habrás tenido que contenerte para no vaciar por completo el paquete en pocos minutos. Y es que su sabor tan dulce y delicioso que resulta difícil reprimir el deseo.

Pero, como dice el refrán, demasiado de algo bueno suele volverse malo. Sí, hay que consumir en la cantidad adecuada para evitar los efectos secundarios de los higos.

Aquí tienes 9 de los principales efectos secundarios de los higos que debes conocer antes de caer en la tentación de vaciar todo el paquete.

1. Pesadez de estómago

El consumo excesivo de higos puede resultar pesado para el estómago y causar dolor de estómago. Aunque las personas con estreñimiento pueden beneficiarse, otras pueden experimentar dolores de estómago. Beber agua fría después de comer higos ayuda a los problemas estomacales.

2. Hinchazón

Además del dolor de estómago, los higos provocan hinchazón. Beber agua de anís puede resolver este problema.

3. Sensibilidad al sol

Aunque los higos son útiles en el tratamiento de las enfermedades crónicas de la piel y también son beneficiosos en el tratamiento de los tumores cutáneos, pueden dañar la piel al aumentar su sensibilidad a la luz solar.

Los rayos ultravioletas son perjudiciales para la piel y pueden causar problemas como el envejecimiento prematuro, el melanoma y el cáncer. También pueden provocar sarpullidos. Evite la exposición prolongada al sol si consume higos con regularidad para evitar estos problemas relacionados con la piel.

4. Daños en el hígado y los intestinos

Los higos pueden ser perjudiciales para el hígado. También pueden causar una obstrucción en los intestinos debido a sus semillas. Aunque no sea así al comer, las semillas presentes en los higos son lo suficientemente duras como para ser digeridas fácilmente. Este es uno de los efectos secundarios más peligrosos de los higos que debes conocer.

5. Absorción de calcio

Los higos contienen oxalatos, que interfieren en la absorción del calcio por el organismo. Esta interferencia da lugar a una deficiencia de calcio en nuestro organismo, lo que puede provocar la debilidad de los huesos y otras enfermedades relacionadas con la deficiencia de calcio.

6. Sangrado

El consumo excesivo de higos puede provocar hemorragias en la retina, hemorragias rectales y ligeras hemorragias vaginales. También puede provocar una anemia hemolítica.

Si tiene una hemorragia rectal y vaginal, deje de comer higos y vea si la hemorragia se detiene. Si no es así, consulte a su médico.

7. Disminución del nivel de azúcar en sangre

Los higos reducen el nivel de azúcar en el cuerpo. Ayuda a los pacientes diabéticos, pero puede ser peligroso para las personas con un nivel bajo de azúcar en sangre. Si sufre de hipoglucemia, evite comer higos.

8. Alergia

Si se es alérgico a los higos, pueden provocar conjuntivitis, rinitis y shock anafiláctico. También puede provocar asma. Compruebe si tiene problemas de alergia a los higos antes de consumirlos.

9. Oxalatos nocivos

Los oxalatos presentes en los higos son perjudiciales para quienes ya padecen problemas y enfermedades renales o de la vesícula biliar. En ese caso, el consumo de higos puede empeorar su estado. Los higos también perjudican al bazo, responsable de la producción de glóbulos blancos.

Estos son los efectos secundarios que puede provocar el consumo excesivo de higos. Puedes evitar la mayoría de ellos con sólo comer la cantidad necesaria. Pero si sufres una reacción alérgica o un nivel bajo de azúcar en sangre, debes evitar los higos y consultar antes a tu médico.

¿Alguna vez has sufrido los efectos secundarios de los higos? Nos encantaría conocer tu historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba