Pueden los gatos comer semillas de chía

¿Pueden los gatos comer semillas de chía? ¿Son las semillas de chía seguras para los gatos?

¿Pueden los gatos comer semillas de chía? Es posible que te hayas hecho esta pregunta al añadir el super suplemento a tu batido matutino. Si es seguro que los humanos coman semillas de chía, ¿es también seguro que los gatos las coman?

La respuesta corta es que sí, los gatos pueden comer semillas de chía. Cuando se trata de complementar la dieta de su gato, las semillas de chía pueden ser una gran opción por la cantidad de beneficios para la salud que pueden aportar, así como por la facilidad con la que puede añadirlas a las comidas existentes de su felino.

Como siempre, debes pedir consejo a tu veterinario habitual antes de compartir cualquier alimento humano con tu querido gatito, incluidas las semillas de chía. Esto es lo que debes saber sobre las semillas de chía y los gatos.

¿Son buenas las semillas de chía para los gatos?

Las semillas de chía suelen considerarse un complemento alimenticio muy eficaz para los humanos, y resulta que estas pequeñas semillas también ofrecen multitud de beneficios para la salud de su felino.

En primer lugar, las semillas de chía son potentes en ácidos grasos omega-3, ¡aportando incluso más que el salmón! Los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a mantener el pelaje de su gato en plena forma y a tratar los problemas de inflamación.

Las semillas de chía también tienen un alto contenido en fibra, que puede ser útil para los gatos con problemas digestivos. Gracias a su capacidad de retención de agua, las semillas de chía también pueden ayudar a su gato a mantenerse correctamente hidratado.

En cuanto a las vitaminas, las semillas de chía son ricas en vitaminas A, B3 y B12, así como en minerales como el zinc, el potasio y la tiamina.

Ver productos

¿Cómo puedo dar semillas de chía a mi gato de forma segura?

Hoy en día es fácil y cómodo comprar semillas de chía, ya que la mayoría de las tiendas de alimentos saludables y los supermercados tienen estas pequeñas semillas.

Cuando esté preparado para dar semillas de chía a su gato, la forma más eficaz es añadir las semillas a las comidas húmedas existentes. Asegúrese de remojar las semillas en un poco de agua antes de servirlas. Esto puede ayudar a que sean más fáciles de digerir para su gato.

Como las semillas de chía son relativamente insípidas, su felino no debería desdeñarlas.

Cuando se trata de la cantidad de semillas de chía que le sirves a tu gato, es mejor empezar con poco. Consulte a su veterinario habitual sobre la cantidad exacta de semillas de chía que debe añadir a las comidas de su gato. La formulación exacta y la frecuencia dependerán probablemente del tamaño y las necesidades nutricionales de su gatito.

Ver productos

¿Su gato se beneficia de las semillas de chía en sus comidas? ¿Cómo servir las semillas de chía a tu gatito? Cuéntanoslo todo en la sección de comentarios más abajo.

¿Sigues con dudas? Pues consulta los mejores veterinarios en Sabadell también te recomendamos llamar a Veterinarios Solidarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba